Robusto y siempre bajo control: los autorrescatadores de oxígeno Dräger Oxy® 3000 y 6000 MK II están diseñados para soportar las condiciones más adversas. El Safety Eye proporciona un nivel extra de seguridad: la ventana de estado permite al usuario comprobar si el dispositivo está operativo en tan solo unos segundos.

 

Categoría:
Compartir

Descripción

Aire respirable durante 30 o 60 minutos

Los dispositivos Dräger Oxy suministran oxígeno a los empleados durante un incidente. En caso de déficit de oxígeno, humo o gases peligrosos, estos dispositivos proporcionan al usuario más tiempo para llegar a la zona segura más cercana o efectuar una huida con éxito del lugar. Gracias a la disponibilidad de un equipo de 30 minutos y de 60 minutos, puede explorar nuevas opciones para su plan de emergencia.

Robusto gracias a un concepto de producto de doble carcasa

La estructura exterior de metal y plástico, con un amortiguador interno integrado, protege el cartucho de KO2 contra daños en entornos abrasivos como, p. ej., en la minería, en trabajos de alcantarillado y en la industria petroquímica. La carcasa exterior se retira hacia atrás cuando se activa el dispositivo. Esta característica permite a los empleados un escape seguro, eficaz y sin complicaciones de entornos peligrosos.

Doble seguridad: Zona con golpes y Safety Eye

¿En qué estado se encuentra su autorrescatador de oxígeno Dräger? De acuerdo con la posición y la profundidad de la abolladura en la estructura externa, el usuario puede estimar las tensiones mecánicas a las que se ha visto sometido el dispositivo. Además, no hace falta más que echar un simple vistazo al Safety Eye para comprobar si el cartucho de KO2 está dañado o no. El usuario puede identificar de inmediato si hay humedad o fragmentos de KO2 en el interior de la unidad, sin necesidad de usar equipo de pruebas.

Menos mantenimiento, costes más bajos

Gracias a su construcción robusta, los Dräger Oxy 3000 MK II y Dräger Oxy 6000 MK II se pueden utilizar hasta diez años sin necesidad de realizar mantenimiento. La inspección visual rápida y sin complicaciones de la carcasa exterior, así como el Safety Eye le ayudan a asegurarse del correcto funcionamiento del dispositivo. Estas características permiten al usuario no solo reducir el riesgo para los empleados, sino también los costes operativos.

Ventajas adicionales

  • Forma compacta y ergonómica
  • Se puede acoplar al cinturón, a una correa de hombro o a una correa de mano
  • Mecanismo de apertura que se maneja con una sola mano, tanto para diestros como para zurdos
  • Protección de goma contra la abrasión para evitar el desgaste por el uso
  • Activación inmediata del iniciador al ponerse el dispositivo
  • Unidad funcional compacta y ligera
  • Boquilla dental confortable para una gran comodidad de uso
  • Bolsa respiratoria antiestática
  • Formación en seguridad: Dispositivo de entrenamiento Dräger Oxy 3000/6000 MK II (simulador de temperatura de inhalación y resistencia respiratoria opcionalmente disponible)
  • Dräger se encarga de eliminar dispositivos antiguos